El COPIB participará en un acto de concienciación con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio el próximo 10 de septiembre

Publicado el 18 de Julio de 2019

El decano y la vicedecana del COPIB, Javier Torres y María José Martínez, respectivamente, se reunieron el pasado martes 9 de julio con representantes de las principales entidades que trabajan en la prevención de la conducta suicida en les Illes, para trabajar en la organización de un acto central con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el próximo 10 de septiembre. El objetivo de la iniciativa promovida por la Asociación de Familiares y Amigos Supervivientes para el Suicidio, AFASIB, es contribuir a sensibilizar a la ciudadanía sobre este grave problema de salud pública, visibilizando e informando sobre la verdadera magnitud del suicidio coincidiendo con la efeméride establecida por la OMS.

En concreto, el evento que se llevará a cabo en el CaixaForum de Palma a partir de las 18 horas contará con la participación de entidades y asociaciones que cuentan con una amplia experiencia y trayectoria en la prevención y el abordaje de la conducta suicida en las Illes. Además de AFASIB y COPIB, también participarán: Teléfono de la Esperanza, Observatorio del Suicidio, Asociación Ángeles de Azul y Verde, Red AIPIS y la Plataforma Profesional de Prevención de la Conducta Suicida (Papageno). Todos ellos, a través de los representantes que se designen, participarán en una mesa redonda en la que se pretende exponer los trabajos y los recursos de los que disponen para abordar la problemática del suicidio y que están a disposición de la ciudadanía.

Junto a los responsables del COPIB y de la presidenta de AFASIB, Francisca Morell, a la reunión celebrada en la sede del Teléfono de la Esperanza asistieron la coordinadora del Observatorio del Suicidio de les Illes Balears, Nicole Haber, el responsable del Teléfono de la Esperanza, Mariano Gastalver, y el también miembro de la citada organización, Lino Salas.

Todos ellos volvieron a coincidir en la importancia de coordinar esfuerzos y recursos para impulsar más acciones de divulgación, sensibilización y formación que permitan luchar contra esta grave problemática educando sobre la prevención de la conducta suicida en colectivos especialmente vulnerables, pero también entrenando a los profesionales en la detección, manejo inicial de las personas con riesgo suicida y su derivación a los servicios especializados.